Una correcta alimentación garantiza el buen crecimiento y desarrollo de tu bebé. No todas sus etapas son iguales. Por eso, hoy vamos a ver las necesidades alimenticias de tu bebé según la etapa en la que se encuentre.

De 0 a 6 meses

Durante la primera etapa de tu bebé la leche le suministra toda la nutrición que necesita. La opción por la que opta mucha gente es la leche materna, ya que no sólo aporta muchos beneficios a nuestra criatura, sino también a la madre. La leche materna se adapta a las necesidades de tu bebé, así como ayuda a protegerle. Aún así, también se puede optar por la leche en polvo o una mezcla de ambas.

Una pregunta que se plantean muchas madres es ¿Cuándo comienza el destete? La mejor opción siempre es seguir las instrucciones de tu pediatra, ya que la edad para empezar a consumir alimentos sólidos es distinta en cada bebé. Aún así, alrededor de los 6 meses los niños pueden empezar a tener más hambre, y parece que necesitas darles más leche para satisfacer su hambre. Éste puede ser un indicador que tu bebé está listo para empezar a comer alimentos sólidos.

De 7 a 9 meses

Cuando nuestro bebé empieza el destete, la mejor opción son las papillas y los purés. Un puré casero con mezclas suaves de frutas, verduras o arroz infantil son una gran opción. Para empezar, es recomendable preparar purés líquidos. Cocina las frutas o verduras para que se ablanden, y licúalas bien con una batidora de mano. También puedes ayudarte de robots de cocina como la Cooking Chef o procesadores de alimentos que cocinan como la kCook Multi Smart para preparar unos deliciosos purés.

También puedes incluir legumbres como las lentejas, guisantes o garbanzos, entre otros. Recuerda licuarlas bien, para que las papillas y los purés no tengan grumos.

De 9 a 12 meses

En esta etapa seguramente tu bebé empiece a comer sin ayuda. Puedes empezar a introducir la carne o pescado, siempre bien cocinados, para acostumbrar a tu bebé a nuevos sabores. También puedes añadir otros lácteos a parte de la leche, como el queso o el yogur. Recuerda cocinar muy bien todos los alimentos, para que sean lo más blandos posibles.

No introduzcas todos los alimentos de golpe. Es recomendable dejar un tiempo de 3 o 4 días entre la introducción de un nuevo alimento y otro. De este modo, podemos saber si nuestro bebé tiene alguna alergia o intolerancia.

De 13 a 24 meses

En esta etapa tu bebé quiere experimentar y aprender a comer solos. Dales comidas blandas y bien cocinadas como las patatas, el pan, verduras y frutas que puedan coger con la mano y comer ellos solos. A pesar de tener pocos o no tener dientes, tu bebé puede roer ligeramente los alimentos con sus encías. Eso sí, ¡debemos vigilarnos en todo momento!

Es recomendable que las comidas pasen a ser un tiempo en común, dónde toda la familia come junta. Debes tener en cuenta que tu bebé puede empezar a mostrar rechazo por ciertas comidas y puede ser un poco quisquilloso. No te frustres. Alaba a tu bebé cuándo éste coma, y ten paciencia con otros alimentos. Ten en cuenta que los bebés aprenden observando, así que la mejor forma de animar a tus hijos a comer una variedad de alimentos es con el ejemplo.

¿Tienes algún comentario o consejo sobre la alimentación para bebés? ¡Compártelo con nosotros!

 

Descubre más consejos sobre alimentación y salud

¡Ánimo, entre todos saldremos adelante! #YoMeQuedoEnCasa

Pin It on Pinterest