¿Sabes para qué sirve confitar? El confitado es una técnica de cocina que sirve, principalmente, para la conservación de la comida. Confitar es cocinar en grasa caliente el alimento para lograr una mejor cocción del mismo.

Esta técnica se usaba específicamente con carnes, pero todo avanza y en la cocina también. Hoy en día, se pueden confitar igualmente verduras y hortalizas o pescados. Es fácil de realizar, aunque requiere ser minucioso en la consecución de los pasos. Deberás introducir el alimento en cualquier tipo de grasa, ya sea mantequilla, aceite de coco, aceite de oliva, manteca o cualquier otra que se te ocurra y cocinarlo a temperatura suave, entre 60 y 90 grados, según el alimento.

Si deseas perfeccionar tu técnica de cocina y convertirte en un experto del confitado, estás en el lugar adecuado. ¿Nos acompañas?

¡Sigue estos pasos!

Limpia bien el alimento. Es una de las partes más importantes del proceso de confitar puesto que necesitas eliminar grasas innecesarias.

Trocea. Una vez tengas el alimento limpio de grasas y suciedad, trocéalo en raciones o piezas pequeñas. Así conseguirás un mejor resultado.

Hierbas aromáticas. Elige las que más te gusten, no hay ninguna a destacar aunque podemos proponerte: laurel, tomillo, clavos, ajo, romero y sal. Esta última siempre la debes añadir al final, justo antes de emplatar.

Control de temperatura. Es la parte más importante de esta técnica de cocina. Si dispones de un termómetro digital, te ayudará a tenerla controlada y que nunca sobrepase los 90 grados, puesto que no debe llegar a hervir. También puedes confitar en el horno, esa decisión ya depende de ti.

Tiempos y temperaturas para cada tipo de alimento

No todos los alimentos necesitan el mismo tiempo de cocción ni la misma temperatura. Lo mejor es tener una referencia como la que encontrarás aquí abajo:

Cochinillo y conejo. Es la carne que más tiempo necesita. Aproximadamente 2 horas a unos 80 grados de temperatura.

Pato. Inicialmente estas técnicas de cocina se inventaron para este tipo de carne, era lo único que se confitaba. 2 horas y 65 grados será lo que necesites para conseguir confitar los muslos o la parte que prefieras. La propia grasa se suele utilizar para seguir confitando otros patos hasta que se acabe.

Salmón, bacalao o atún. Son los mejores pescados para confitar. Al ser una carne más tierna, los debes cocinar unos 15 minutos a 65 grados.

Verduras y hortalizas. Al igual que el pescado, unos 15 minutos a 65 grados será suficiente para ejecutar con excelencia esta técnica de cocina.

Como ves, son tiempos y temperatura relativos. Lo aconsejable es que tú mismo vayas controlando la cocción de vez en cuando.

Confitando conseguirás que los alimentos queden mucho más suaves al paladar y potenciar su sabor. ¡Pruébalo, no te arrepentirás!