El sofrito es la base en infinidad de platos de la dieta mediterránea y, cuando es casero, ¡se nota!

Su ingrediente principal, el tomate, es un alimento saludable y con cantidad de propiedades antioxidantes, que no puede faltar en nuestra cocina. Les da sabor y textura a los platos.

Unos sencillos macarrones con tomate, una paella o incluso un estofado, ganarán muchísimo si están preparados con salsa de tomate casera.

 

Trucos para preparar la mejor salsa de tomate

  • Que los tomates sean de temporada, el verano es la mejor época para elaborarla.
  • Pela los tomates y quítale la mayoría de las pepitas.
  • Usa aceite de oliva, le dará mucho más sabor y cuerpo al resultado, además de que será más saludable.
  • Una vez la tengas hecha, pruébala y si tiene mucha acidez rectifica con una pizca de azúcar.
  • Puedes hacer un sofrito con más o menos ingredientes, añádele las hortalizas que quieras, cualquiera de éstas le vienen estupendamente: ajo, pimiento, zanahoria o puerro. Y también puedes especiarlo con: laurel, pimienta, tomillo, perejil, albahaca…
  • Haz gran cantidad y guárdalo en botes herméticos al baño María, así tendrás tu sofrito casero ya preparado, siempre que lo necesites.

Receta de sofrito de tomate y cebolla

A pesar de lo que pueda parecer, hacer un sofrito en casa es de lo más fácil. La receta básica es la que te mostramos a continuación, te servirá para cualquier plato y luego siempre puedes añadirle el resto de ingredientes en función del tipo de elaboración.

Ingredientes:

  • Tomates maduros
  • Cebollas
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar

Preparación:

  1. En primer lugar, pelamos y quitamos las pepitas a los tomates. Los cortamos y los pasamos por la batidora, pero sin pasarnos para que mantengan su consistencia.
  2. Picamos la cebolla en brunoise.
  3. En una sartén honda u olla -si preferimos hacer bastante cantidad- pondremos un chorrito de aceite y echaremos la cebolla. Solamente la sofreiremos un poquito, sin que coja color.
  4. Después, añadiremos el tomate y dejaremos cocer todo durante unos 15 minutos a fuego medio. Es el momento de añadirle la sal y si fuera necesario, rectificar la acidez del tomate con un poquito de azúcar.

Si tienes un robot kCook Multi puedes descargar la receta aquí.

 

pasta con salsa de tomate casera

 

Preparar sofrito en conserva

Es una buena opción preparar sofrito en conserva para usarlo en cualquier receta y así no tener que prepararlo cada vez. Lo ideal es prepararlo en verano, cuando los tomates son de temporada y están en el punto de maduración idóneo.

Para hacer salsa de tomate en conserva, haz más cantidad en una olla grande; para mantener sus propiedades y que se conserve bien guárdalo en recipientes herméticos y utiliza el método del baño María.

Si lo haces en varias veces, ponle etiquetas a los botes con la fecha de elaboración para consumir primero los más antiguos. Podrás consumirlos como mucho hasta un año.

 

¿Sueles utilizar sofrito o salsa de tomate casera en tus platos y recetas?

 

 

Pin It on Pinterest