La espelta es una semilla con más de 8000 años de antigüedad. Su origen es por un lado, de oriente medio (los actuales Irak e Irán) y por el otro, en el sureste de Europa. Durante la edad media, la nobleza comía pan de espelta, mientras que el pueblo tomaba pan de centeno o cebada.

Pertenece a la familia del trigo, pero mantiene sus propiedades prácticamente intactas ya que no se ha alterado para el aumento de la producción, como sí ha pasado a lo largo de los años con el cereal más común.

Entre sus propiedades, destaca su aporte calórico (338 cal/100g) y de proteínas (14,5%). Sus hidratos de carbono y fibra que se asimilan lentamente proporcionan energía prolongada. También encontramos vitaminas y minerales como magnesio, fósforo, hierro, cobre o potasio entre el resto de sus componentes.

Receta de pan de espelta casero

Prepárala fácilmente con tu robot de cocina kMix, ideal para preparar masas.

Robot de cocina amasador kmix de Kenwood

Tiempo de preparación: 1 hora 30 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Cantidad: Hasta 10 personas

Ingredientes

600g de harina de espelta integral

50g levadura fresca

350g de agua tibia

1 cucharadita de AOVE virgen extra

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de azúcar

Preparación

  1. Mezcla la harina, la levadura, la sal y el azúcar juntas.
  2. Disuelve y activa la levadura fresca en agua tibia.
  3. Añade los ingredientes secos dentro del bol de tu kMix junto con la mezcla de levadura activada. Con el gancho de amasar mezcla durante unos 8-10 minutos.
  4. Después, deja fermentar la masa en forma de bola en otro recipiente limpio con un poco de AOVE. Tápala y déjala que repose durante una hora como máximo en un lugar cálido.
  5. Una vez haya pasado el tiempo, utiliza una superficie plana con harina y dale la forma que quieras que tenga el pan.
  6. Déjala reposar una media hora más, igualmente tapada y en un lugar cálido.
  7. Llegó la hora de hornearlo. Precalienta el horno para que cuando esté reposada la masa puedas añadirla. Hornéalo durante unos 30 minutos a 200ºC.
  8. Una vez terminado, tu pan casero de espelta estará listo, solo tendrás que dejarlo enfriar sobre una rejilla.

También puedes decorar tu pan con unas semillas por encima, te recomendamos las de amapola o calabaza.

 

Truco:

Si espolvoreas un poco de agua mientras está en el horno para crear vapor, la corteza estará más crujiente.

 

 

Pin It on Pinterest