La focaccia, también conocida como pan italiano, es un plato tradicional en la cocina italiana. Cada una de las regiones de Italia tiene su propia especialidad local.

Se trata de un plato de orígenes humildes. Durante años, l familias pobres del sur de Italia buscaban aprovechar los recursos de los que disponían, creando platos con mucho sabor con pocos ingredientes. De ahí nació la focaccia, una masa de pan rústico condimentado principalmente con hierbas aromáticas y sal gruesa.

La versatilidad de la focaccia y los ingredientes para acompañarla, hacen que sea un gran plato para picotear o para acompañar las comidas. En este post vamos a preparar una focaccia con tomates deshidratados.

Para ayudarnos y hacer más fácil la elaboración de esta receta, podemos ayudarnos de un gancho de amasar, una batidora de varillas y una báscula electrónica.

Ingredientes

  • 350 gr. de harina de trigo de fuerza.
  • 200 ml. de agua tibia.
  • 20 gr. de levadura fresca o 7 gr. de levadura seca de panadería.
  • 2-3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • ½ cucharada de sal.
  • Una pizca de azúcar.
  • Un puñado de tomates deshidratados
  • Ajo en polvo (opcional).
  • Un puñado de orégano y albahaca (opcional).
  • Sal en escamas o sal gruesa.

Elaboración

  1. En un bol vertemos la harina, la levadura, el ajo en polvo (opcional) y el azúcar.
  2. Se hace un hueco y se añade el agua. Removemos.
  3. Añadimos el aceite de oliva y la sal.
  4. Ponemos el gancho de amasar, a una velocidad a 2 y temporizador a 4 minutos. Volvemos a colocar el temporizador a 12 minutos y máxima velocidad.
  5. Enharinamos una mesa y amasamos durante unos 10 minutos hasta que quede una masa compacta y elástica que no se quede pegada a las manos.
  6. Hacemos una bola, la tapamos con un paño seco y la dejamos reposar una hora.
  7. Volvemos a darle un pequeño amasado para que tome volumen.
  8. Precalentamos el horno a 250 ºC.
  9. Engrasamos la bandeja de horno con un poco de aceite o ponemos papel de horno.
  10. Extendemos la masa rectangularmente, doblamos la masa y le hacemos unas incisiones en forma diagonal. Añadimos los tomates deshidratados y el resto de especias (un truco: cuantas más, mejor).
  11. Horneamos unos 10-12 minutos a 250 ºC hasta que esté bien doradita. No debemos abrir el horno durante la cocción.

focaccia con tomates

 

¿Te ha gustado esta receta? Si quieres preparar la focaccia con diferentes sabores, prueba la focaccia de aceitunas y romero o la focaccia de tomates cherry.

 

Pin It on Pinterest