La cocción al vacío es una técnica muy usada a nivel industrial y en restauración pero, ¿puedo cocinar al vacío en casa? Sí, y en este post te mostramos cómo podemos poner en práctica ésta sencilla técnica en tu cocina y qué debes saber de ella.

 

Cocción al vacío

Cocer al vacío es colocar un alimento dentro de un envase (bolsa o bandeja), extraer todo el aire de su interior, soldarlo herméticamente y someterlo a la acción de una fuente de calor, a la que previamente se habrá regulado la temperatura constante y el tiempo necesario para llegar a cocer el alimento.

En una cocción al vacío la temperatura debe ser baja, por esto tarda más tiempo y es más sano, pues los alimentos no se queman, no se chamuscan ni generan sustancias tóxicas, sino que por el contrario, conservan sus nutrientes y propiedades originales. Este método evita la oxidación de alimentos y la proliferación de microorganismos. Así se mantienen los platos más tiempo.

Asimismo, con la cocina al vacío se reduce considerablemente la manipulación de los alimentos, pues todo se lleva a cabo en un comienzo pero cuando cerramos la bolsa y la sellamos, nada se toca. Así, el proceso es mucho más higiénico.

 

Al conservar los sabores propios de los alimentos y no impregnarse de los aromas de otros alimentos es un método que facilita el almacenamiento, esto permite realizar platos por adelantado o en grandes cantidades y congelarlo.

A la hora de consumir, los alimentos tratados con esta técnica, se pueden calentar dentro del mismo envase o bien extrayéndolo de la bolsa y calentándolo.

Para calentar se puede hacer al baño María, microondas, horno de convección, al vapor, inmersión en agua caliente o bien en métodos tradicionales como la sartén, cazuela, freidora, etc…

 

¿Conocías esta técnica? ¿Qué tipos de recetas has hecho al vacío? Anímate y déjanos tu comentario.

 

———-

 

Descubre más técnicas de cocina aquí

 

 

Pin It on Pinterest