La técnica de la tempura es un rebozado que procede de la cocina asiática, concretamente China. Las características principales es que el rebozado tiene que ser ligero y quedar crujiente, sin que esté aceitoso. Te damos algunos consejos para rebozar en tempura y que quede perfecto.

Los alimentos que suelen cocinarse con tempura son verduras y hortalizas y gambas y pescados pequeños.

Ingredientes para hacer tempura

El primer paso es tener preparados los ingredientes que se necesitan para elaborar la masa de la tempura.

  • Harina tamizada: podemos usar cualquier tipo de harina, como la de trigo o la de arroz si queremos preparar una receta apta para dietas sin gluten.
  • Agua: el agua tiene que estar muy fría, prácticamente helada. Se recomienda acompañar el agua de cubitos para mantener la baja temperatura.
  • Sal
  • Huevo
  • Aceite: usa un aceite vegetal ligero como el de oliva suave o preferiblemente, de girasol.

Elaboración de la masa de tempura

Los pasos a seguir para elaborar la masa tienen que seguirse por este orden para conseguir la consistencia adecuada:

  1. En un bol o fuente en la que vayas a preparar la masa pon el agua bien fría y el huevo. Mézclalo un poco, pero no es necesario batirlo ni que quede uniforme.
  2. Luego añade la harina previamente tamizada y una pizca de sal y mézclalo todo, aunque no en exceso, debe quedar con una textura un poco grumosa.
  3. Una vez lo tengas ya puedes untar los ingredientes.

Consejos para rebozar en tempura

Para que la técnica quede perfecta aplica estos consejos en la elaboración y los alimentos.

  • Para conseguir un resultado crujiente, es esencial que la masa esté muy fría y el aceite para freír los ingredientes, muy caliente.
  • Lava y seca bien todos los alimentos (verduras, gambas, pescado…) que quieras rebozar, para que no tengan exceso de agua.
  • Corta los ingredientes preferiblemente en tiras y con la medida de un bocado, ya que se toman directamente sin cortarlos.
  • Algunas verduras como las judías verdes o las zanahorias es mejor escaldarlas un poco antes de rebozarlas para que se ablanden.
  • Si tienes muchos pedazos de alimentos no los añadas de golpe en la masa para untarlos, puesto que esta se calentará. Puedes poner el recipiente con la masa dentro de otro recipiente con agua y cubitos de hielo, de esta forma se refrigerará.
  • A la hora de freír, usa aceite vegetal suave y llévalo hasta los 180ºC de temperatura, ideal si utilizas un wok o también puedes usar Cooking Chef de Kenwood, el único robot de cocina del mercado que llega a los 180ºC.
  • Una vez vayas a rebozarlos en el aceite, no los pongas todos de golpe, ya que el aceite se enfriará, fríelos por tandas.
  • Enseguida que se doren retíralos y escúrrelos. Sácalos con una espumadera y pásalos por un colador o papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
  • Hay que comerlo al momento para que no pierdan su textura crujiente.
  • Acompáñalos de alguna salsa como la de soja, por ejemplo, para disfrutarlos al completo.

Quizás te interese nuestro artículo sobre la técnica de cocina asiática Stir-fry.

¿Conoces algún otro consejo para que la tempura quede súper crujiente? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Descubre más sobre técnicas de cocina aquí.

Pin It on Pinterest