¿Te gusta cocinar? Si los dulces son tu pasión, tienes que conocer los tipos de edulcorantes que existen. Comprobarás que , al aplicarlos en diversas técnicas de cocina, puedes conseguir resultados espectaculares.    Descubre todo lo que puedes conseguir al preparar tus platos preferidos con los azúcares más usados en el mundo.

Por supuesto, tampoco olvides que los edulcorantes se pueden incluir también en la preparación de algunas recetas saladas, para darles matices especiales que sorprenderán a  tus invitados.

El azúcar blanco

Sin duda, es el más conocido de todos. No falta prácticamente en ninguna despensa española, y es que su sabor y falta de impurezas lo convierten en uno de los edulcorantes más versátiles que existen.

Es importante tener en cuenta que es el azúcar más refinado que se comercializa.

Azúcar glas

Se trata de una presentación diferente del azúcar blanco. Su formato en polvo extremadamente fino  lo hace perfecto para decorar pasteles y darles, además, un toque añadido de dulzor.

Azúcar perlada

Si has comido roscón de Reyes, seguro que has visto más de una vez las bolitas de azúcar que lo adornan. Se trata de azúcar perlada, usado siempre en decoración de dulces.

Azúcar moreno

Su origen se encuentra en la caña de azúcar, y seguro que lo distingues sin problemas gracias a su color marrón oscuro. Además, ten en cuenta que existen diversas variedades de este azúcar, como la panela o el moscobado. Cada una de ellas tiene matices de sabores  únicos, como a regaliz o caramelo.

El demerara es un azúcar moreno de gran calidad, ya que no está refinado. Puede usarse en todo tipo de recetas.

El moscobado está elaborado a partir de la caña integral. Tampoco está refinado y,  además, se caracteriza por contener mucha melaza. Por lo tanto, cuando trabajes con él tendrás que lidiar con su tacto pegajoso.

Más edulcorantes

¿Ninguno de estos azúcares te convence para tus recetas? Ten en cuenta que existen otros edulcorantes con características muy específicas que se pueden adecuar mejor a tus necesidades culinarias.

Así por ejemplo, se comercializan azúcares líquidos, que pueden adaptarse perfectamente a la repostería y la elaboración de bebidas y salsas.

Asimismo, no podemos olvidarnos del isomalt, uno de los formatos de azúcar más curiosos. Se elabora a partir de la remolacha azucarera y tiene la mitad de calorías que el blanco. Su textura es ideal para la elaboración de caramelo, incluso con formas curiosas dada su gran ductilidad a la hora de trabajarlo.

Finalmente, merece la pena citar la stevia, un edulcorante natural con un sabor muy parecido al azúcar y la misma facilidad de manipulación a la hora de incluirlo en cualquier receta, pero con una cantidad muy inferior de calorías. Sin duda, la opción perfecta para elaborar una receta light.

¿Te has decidido a cocinar tu receta preferida de repostería? Prueba a montar unas claras con un robot de cocina y añadir alguno de estos tipos de edulcorantes y prepárate para disfrutar de un postre lleno de sabor y con matices únicos.

Pin It on Pinterest