La cocina es un mundo complejo que, cada día, va evolucionando. Las recetas se comparten, los platos se enseñan y modifican y, con el tiempo, todo el mundo aprende a mejorar sus productos y a ofrecer algo un poco más interesante. Las hierbas aromáticas son uno de esos elementos especialmente necesarios en la cocina moderna, ya que te permiten darle un toque y un aroma único a tus platos.

Las principales hierbas aromáticas

Orégano. El elemento favorito de muchos iniciados en la cocina. Sin lugar a dudas, es una de las más aromáticas y de las que más se utilizan. No solo en pasta y en pizzas, sino también para la carne, aportando un sabor único e inconfundible.

Albahaca. Mucha gente la considera como el sustituto más claro del orégano. Nuestro consejo es que aprendas a emplearla con su propia identidad, ya que ofrece muy buenos resultados si se emplea con inteligencia.

Cilantro. Aunque para mucha gente sea demasiado fuerte, lo cierto es que es la combinación ideal para cítricos como el limón, acompañando de manera excepcional algunos pescados, como por ejemplo el salmón.

Perejil. Algo imprescindible en todo tipo de carnes, ya que ofrece una sustancia y un sabor bastante más interesante, acentuando algunos tonos de la comida. Acompañado de ajo se vuelve un elemento imprescindible en tu cocina.

Menta. Muy útil para cócteles o para bebidas refrescantes, ya que ofrece un sabor único. Apenas se utiliza en salado, pero no te será difícil encontrar alguna receta en la que puedas ver cómo hay que utilizarla.

Romero. Junto con el perejil, es el elemento imprescindible en lo que a carne se refiere, especialmente cuando va asada, ya que ayuda a acentuar su sabor, aunque también encaja con carne a la plancha.

Tomillo. Sucede algo similar que con el romero. Es una de esas especias que tiene un resultado espectacular cuando se combina adecuadamente con otras hierbas. Por tanto, no se trata de una especia excluyente, si no que puedes utilizarla con orégano albahaca o muchas otras.

Laurel. Imprescindible para los guisos, potajes y demás comida casera que vayas a hacer en una pota grande. Aunque tarde más en cocinarse que las demás especias, su manera de calaren la comida es mucho más profunda e intensa.

Estragón. Si no tienes demasiada costumbre de comer ensaladas, el estragón te ayudará a que te resulten bastante más ricas, ya que ayuda a potenciar bastante el sabor de los elementos, ofreciendo un toque bastante diferente.

Hinojo. Una de las especias más recomendadas para aderezar el pescado y hacer que se combine adecuadamente su sabor. Sin lugar a dudas se trata de una de las más importantes que hay en esta lista.

En conclusión, la comida es un elemento indisoluble de la salud. Pero también puede ser algo que te ayude a disfrutar más de tu día a día. Las hierbas aromáticas son una excelente manera de comer los platos y de sentirlos diferente, experimentando con los sabores hasta encontrar el punto exacto que estabas buscando.