Qué sería de cualquier comida sin un buen pan. Para el desayuno, el almuerzo, merienda o la cena, nuestra dieta lo tiene como elemento principal. Sus ingredientes son muy simples: harina, sal y agua. Y se incluye en muchos platos mediante diversas técnicas de cocina como salchichas rebozadas con pan, pastel salado, montaditos variados, migas o torrijas. Hay infinidad de recetas para elaborar un plato con pan, la imaginación es el único límite.

Puedes elaborar tu propio pan. Con los robots de cocina es muy fácil realizar la masa, pero si no tienes tiempo o ganas recalentar el pan evitará tirarlo. En los tiempos que corren, donde hay escasez de alimentos en todas partes del mundo, es necesario concienciarse y evitar por todos los medios tirar cualquier tipo de comida.

Recalentar el pan

El pan nos ofrece muchas elaboraciones, pero también tiene grandes limitaciones. ¿Quién no ha comprado un pan buenísimo y con el paso de las horas se ha vuelto blando?. Calentarlo para que quede perfecto hará que tu cena quede redonda. En este artículo te enseñaremos técnicas de cocina para conseguir que el pan quede perfecto.

1. Horno. Lo primero que tienes que hacer es calentar el horno a 175º, que es la mejor temperatura para calentar el pan. Lo segundo será esperar a que esté caliente y luego introducir el pan durante 10 minutos. Si quieres ponerle aderezo lo puedes incluir en el horno. Por ejemplo: sal, mantequilla, orégano o ajo.

2. Papel de aluminio. Otra técnica para recalentar el pan es envolverlo en papel de aluminio y meterlo en el horno durante 15 minutos. Se envuelve en papel de aluminio porque así se evita que el pan se endurezca rápidamente.

3. Olla. Esta técnica consiste en coger una olla, meter el pan, cerrarla y cocinar el pan a fuego lento. Esto hará que el pan se dore por fuera y siga blando por dentro. La cocción será a fuego lento durante 5 minutos.

4. Microondas. Dentro de todas las técnicas que hemos visto, destacamos hacerlo en el microondas. Para ello, es necesario un vaso lleno de agua y un pan y meterlos en el microondas. La humedad del agua hará que el pan se quede crujiente por fuera y esté blando por dentro.

5. Aparatos. Los tostadores Kenwood tienen una rejilla que permite no solo calentar el pan, sino también bollería de forma fácil y rápida. Además, es una opción muy limpia ya que no ensucias ni el horno, ni microondas, ni ollas.

Siguiendo estos sencillos consejos, la próxima vez que hagas pan recalentado te quedará perfecto y podrás disfrutar de este complemento tan fundamental para nuestra dieta sin desaprovecharlo. ¡Desde aquí te animamos a descubrir nuevas recetas con el pan y encontrar la forma más sencilla para elaborarlo!