Hay una forma sencilla y efectiva de calmar el estrés: comiendo. Pero si queremos que ese efecto sea sano y duradero, no debemos ingerir dulces ricos en grasa saturada y azúcares añadidos o comida procesada, sino alimentos naturales y nutritivos. Estos ejercen un efecto beneficioso en nuestra salud física y mental. Y hay alimentos antiestrés que contribuyen a estabilizar nuestro organismo y actúan como anestesia emocional.

La solución es encontrar la mejor forma de degustarlos. Hay múltiples opciones culinarias y herramientas de cocina versátiles y muy útiles que te ayudarán en ese objetivo, como robots de cocina, batidoras, picadoras o mezcladoras.

Evita los antojos y disfruta de estos alimentos

La presión laboral, el ritmo de vida diario y las exigencias que nos rodean nos causan estrés, ansiedad y una molesta sensación de insatisfacción que nos impide disfrutar de esos pequeños momentos de la vida que nos hacen felices.

Estas situaciones producen cortisol en el organismo y nublan la capacidad de discernimiento. Nuestra primera reacción ante el estrés suele ser acudir al alivio y la gratificación instantánea de los carbohidratos, en forma de dulces y comidas que sacian, pero que son muy poco saludables. Hoy sabemos que algunos productos, como la bollería industrial, no solo aumentan nuestra grasa abdominal, sino que empeoran nuestro estado de ánimo.

A continuación, te indicamos algunos alimentos que verdaderamente contribuyen a tu paz mental, gracias a sus nutrientes y la energía que proporcionan. Te harán sentirte centrado y equilibrado. Sentirás la fuerza para alcanzar cualquier meta y sacar el mejor provecho del día.

Espárragos

Su alto contenido en folato ayuda a mantener la calma.

Aguacates

Contienen luteína, betacaroteno, vitamina E, folato y vitamina B. Recomendamos pequeñas porciones o rodajas, porque contienen mucha grasa.

Arándanos, uvas, frambuesas, moras

Tienen altos niveles de antioxidantes y su ingesta se ha relacionado con todo tipo de resultados positivos para la salud, incluyendo una cognición más aguda y efectos contra el estrés.

Frutos secos y cereales

Los anacardos, por ejemplo, son una fuente especialmente buena de zinc. Y los bajos niveles de zinc se han relacionado con la ansiedad y la depresión. Los cereales integrales y los frutos secos en general contienen vitamina B y combaten los estados ansiosos.

Ajo

Debido a que el estrés debilita nuestro sistema inmunológico, necesitamos aliados como el ajo, que nos ayudan a fortalecerlo.

Alimentos ricos en vitamina B12

La vitamina B12 mantiene sanas nuestras neuronas y nos da energía. Se encuentra en las almejas, el atún y las sardinas. Y también en las algas y los hongos comestibles.

El secreto: dieta natural y equilibrada

Cada mañana, cuando te levantes, mete unas cuantas frutas y verduras a tu gusto en la batidora y disfruta de un batido que te dará energía y estabilidad durante todo el día. No hay una fórmula única para eliminar el estrés, la ansiedad y otras sensaciones negativas que nos rondan, pero sí hay evidencias de que una alimentación natural y variada contribuye a nuestra paz mental y nuestro bienestar. No lo dejes más y empieza hoy mismo una dieta que te ayude a conseguir el equilibrio emocional que deseas.

Pin It on Pinterest