El plátano es una fruta que contiene unas propiedades muy beneficiosas para las personas. Es conocido por ser una gran fuente de potasio, hierro, nutrientes y además, con un gran valor energético (89 kcal). Ayuda a prevenir problemas cardiovasculares, reducir la presión arterial, regular el nivel de colesterol, prevenir problemas de estreñimiento, entre otros. También ayuda con la acidez estomacal, las náuseas y  previene el cáncer de colon.

Una curiosidad es que su alto contenido en vitamina B6, potasio y magnesio ayuda al organismo que necesita nicotina a recuperarse poco a poco de los efectos de esta sustancia. 

A continuación os presentamos una manera de comer esta fruta que nos aporta tantos beneficios y además, aprovechar esos plátanos maduros que se nos quedan en la nevera. ¡Vamos a ello!.

 

Ingredientes

Para la masa:

  • 5 plátanos (si están maduros mejor)
  • 2 huevos
  • 100g de azúcar
  • 230g de harina de trigo
  • 75ml de aceite de oliva
  • 15g de levadura en polvo o bicarbonato sódico
  • 1-2 cucharadita de vainilla y/o canela en polvo
  • Una pizca de sal

(Opcional) Para decorar: 

  • 1 plátano
  • 50g de nueces peladas o al gusto
  • 50g de pepitas de chocolate negro o con leche o al gusto

 

Preparación

  1. En un recipiente pelamos y machacamos los plátanos con la ayuda de un tenedor. 
  2. Cogemos nuestro robot de cocina Cooking Chef de Kenwood y en su recipiente introducimos y batimos los dos huevos.
  3. Seguidamente, a medida que seguimos batiendo a una velocidad moderada, introducimos el azúcar y los plátanos machacados.
  4. Una vez mezclado, añadimos de manera racionada la harina, la levadura o el bicarbonato sódico y el aceite 
  5. Añadimos también la esencia de vainilla y/o canela y una pizca de sal.
  6. (Opcional) Una vez tengamos un compuesto homogéneo, le introducimos las pepitas de chocolate y las nueces, con cuidado y con la ayuda de una pala de silicona.
  7. Cogemos un molde de pan para horno y vamos introduciendo la masa cruda del pan.
  8. (Opcional) Antes de meterlo en el horno, cogemos el plátano que habíamos reservado para decorar, lo cortamos por la mitad y lo ponemos encima de la masa. O si se prefieres también se puede cortar en rodajas e ir decorando el bizcocho al gusto.
  9. Ahora sí, introducimos el molde en el horno durante unos 50-60 minutos a 180º. Vamos vigilando el pan para asegurarnos de que no se nos queme.
  10. Una vez pasado el tiempo, lo sacamos y dejamos reposar unos 10 minutos para que el molde también se enfríe y podamos sacar nuestro pan sin quemarnos.

Y… ¡ya tendríamos listo nuestro pan de plátano para poder disfrutarlo n cualquier momento! Puedes tomarlo en el desayuno, en la merienda, como postre o combinarlo junto con un zumo, leche, un vaso de chocolate caliente o una crema de cacao, tu yogur favorito… Además es una receta perfecta para los más pequeños y pequeñas, llena de energía y nutrientes.

Si quieres más recetas con esta fruta tan nutriente, en este post podrás encontrar una receta de magdalenas riquísima sin trazas de leche hechas también con plátano.

 

¿Qué te ha parecido esta receta? ¡Pruébala y cuéntanos qué te ha parecido en los comentarios! 

Descubre más recetas de pan aquí.

 

 

Pin It on Pinterest