¿Qué son los antioxidantes naturales?

Seguro que has oído en muchas ocasiones que algunos alimentos tienen antioxidantes y que son necesarios para nuestro organismo, pero ¿sabes qué son y porqué es tan importante tomarlos?

Los componentes antioxidantes conservan la salud, previniendo el envejecimiento de las células. Ello hace que reduzca el riesgo de padecer enfermedades crónicas y cáncer. Mantienen nuestro cuerpo joven, tanto por dentro como por fuera, y eso se nota en la piel y el cabello.

Las cualidades antioxidantes vienen dadas por los siguientes elementos:

  • Vitaminas de los grupos A, C y E
  • Betacarotenos
  • Zinc
  • Selenio

Los 10 alimentos más antioxidantes

Por suerte, existen muchos alimentos que contienen antioxidantes y sigas el tipo de dieta que sigas, seguro que encuentras varios de ellos que encajan con tu gusto y estilo de vida.

Aquí el TOP 10:

  • Cacao (chocolate negro):

El cacao contiene flavonoides y polifenoles -complejos de los antioxidantes- y grasas saludables. También, estimula la producción de endorfinas, hormonas del placer y la felicidad. Y, lo mejor de todo… ¡está buenísimo!

  • Arándanos:

Está considerada la fruta con más efectos antioxidantes. Es un pequeño fruto en forma de baya y pertenece a la familia de los frutos rojos -o del bosque-.

Su alto contenido en antioxidantes: vitaminas A, E y selenio contienen antocianinas, que reducen las inflamaciones y fortalecen el colágeno natural. Por si fuera poco, no contiene colesterol ni grasas, tiene un gran contenido de fibra y es bajo en calorías.

  • Té verde:

El té verde tiene efectos anticancerígenos y reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además, es un diurético natural y previene la aparición de caries y alivia los síntomas de las alergias primaverales más comunes. Se recomienda tomar dos o tres tazas al día.

  • Chía:

Se trata de unas semillas milenarias con cantidad de propiedades beneficiosas para nuestra salud. Hoy en día está considerado un súper alimento. Destacan su alto contenido de fibra y vitaminas, minerales y por supuesto, sus cualidades antioxidantes. Regula los niveles de colesterol gracias al omega 3 que posee.

Puedes tomarlas en ensalada, añadirla al yogur, batidos y smoothies, o incluso sola. Pero recuerda que tienes que dejarla en remojo unos 30-45 minutos antes de tomarla.

  • Legumbres:

Todas las legumbres son una buena fuente de antioxidantes. Y son uno de los alimentos básicos, muy presentes en nuestra dieta mediterránea. Es aconsejable tomar un plato como mínimo 2 o 3 veces a la semana.

Lo bueno de las legumbres es que existen distintas clases, que además se diferencian mucho de sabor y que podemos combinar durante la semana como prefiramos. Las más comunes son: lentejas, habas, judías, garbanzos y guisantes. Son una importantísima fuente de energía (hidratos de carbono) y de calorías.

receta de garbanzos con espinacas

  • Tomate:

El tomate es una verdura tan cotidiana que muchas veces nos olvidamos de la cantidad de beneficios que contiene. Sus agentes antioxidantes preservan nuestra salud y evita el envejecimiento. Asimismo, reduce el colesterol, ayuda a bajar la presión en personas hipertensas y es antitrombótico.

  • Salmón:

Sin duda, es uno de los pescados con más propiedades. Es muy conocida su gran cantidad de omega 3, que es clave para mantener nuestra piel sin arrugas y con luminosidad, combatir la inflamación y proteger el corazón. Su composición del antioxidante dimetilaminoetanol produce un efecto muy positivo en el cerebro; potenciando la capacidad cognitiva y mejorando la memoria.

  • Frutos secos:

Las nueces son los frutos secos con más características antioxidantes, pero prácticamente todos ellos las contienen. Previenen la aparición del cáncer y regulan el sueño.

Nueces, almendras, avellanas, anacardos, pistachos… hay muchos tipos y son un aperitivo ideal que aporta energía, fibra y grasas saludables.

  • Brócoli:

Esta verdura, contiene grandes cantidades de vitaminas A, C, E y minerales: zinc y potasio. Combate el estreñimiento gracias a la fibra y protege de la hipertensión y es anticancerígeno.

  • Ajo:

Hemos querido dejar al ajo como el último, no porque contenga menos propiedades que el resto de alimento e ingredientes de la lista, sino por todo lo contrario. Es el antibiótico, antiviral y fungicida natural más importante. Reduce los niveles de azúcar en sangre, disminuye el colesterol, la gripe y resfriados, el insomnio e incluso las úlceras. Además de todo eso, también es antioxidante y frena la proliferación de células cancerígenas, es un poderoso nutriente para la piel y regenera el sistema inmunológico.

¡Un indispensable en nuestra cocina!

 

¿Sabías que todos estos alimentos tienen estas prioridades antioxidantes? ¿Conoces algún otro que no falte en tu dieta diaria?

 

—-

Descubre más sobre alimentación y salud.

 

 

Pin It on Pinterest