La quiche es un tipo de tarta salada originaria de Francia, derivada de la Quiche Lorraine. Su receta se basa en tres ingredientes principales: masa quebrada, huevos batidos con lácteos y los ingredientes principales. Esta versatilidad de la receta permite no solo crear variantes interesantes, sino además poder adaptarla a nuestra dieta. A continuación, vamos a ver cómo podemos preparar una deliciosa quiche vegana de champiñones.

Podemos ayudarnos de un procesador de alimentos para que preparar esta receta sea aún más fácil.

Para 6 – 8 personas

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 45 minutos

Ingredientes

Para la masa

  • 110g de harina integral
  • 110g de harina común
  • ½ cucharadita de sal
  • 110g de margarina vegana en bloque, cortada en cubos

Para el relleno

  • 50g de harina
  • ½ cucharadita de sal
  • 200 ml de leche de almendras sin azúcar
  • 4 cebollas, peladas y cortadas en cuartos
  • 4 dientes de ajo
  • 400g de champiñones
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de hojas de tomillo fresco y más para decorar.
  • 50ml de vino blanco
  • 2 cucharadas de salsa de soja

Elaboración

  1. Empieza por hacer la pasta. Pon la hoja del cuchillo en su procesador de alimentos, y añade las harinas y la sal al tazón, seguido de la margarina. Pon la máquina a una velocidad media y ponla a funcionar hasta que la mezcla tenga la textura de pan rallado. Sin detener la máquina, añade un poco de agua fría poco a poco, hasta que la mezcla se reúna.
  2. Después, saca la mezcla del tazón y haz una bola. Aplasta la bola en forma redonda, envuélvela en papel de film transparente y enfríala durante 30 minutos.
  3. Mientras la pasta se enfría, empieza a preparar el relleno. Pon el vaso de la licuadora en la base de su procesador de alimentos, y agrega la harina, la sal y la leche de almendras y mézclalo todo. Déjalo reposar a un lado durante 30 minutos.
  4. A continuación, coloca el tazón de la procesadora en la base de su procesador de alimentos, con el plato de rebanadas finas, y corta las cebollas y el ajo en rodajas. Añade 2 cucharadas de aceite de oliva a una sartén a fuego medio y añade la cebolla y el ajo. Cocínalos juntos hasta que se ablanden y se oren, alrededor de 8 minutos, y resérvalos.
  5. Cambia el plato de rebanar del procesador de alimentos por el plato de rebanar grueso y corta los champiñones. Calienta las 2 cucharadas restantes de aceite de oliva en una sartén y añade los champiñones. Saltealos hasta que suelten su líquido y éste se haya evaporado.
  6. Añade, otra vez, las cebollas a la sartén junto con las hojas de tomillo y remueve. Vierte el vino blanco y deje que la mayor parte se evapore. Añade la salsa de soja y retire la sartén del fuego para que se enfríe.
  7. Precalienta el horno a 200ºC.
  8. Mientras el horno se caliente, saca la pasta de la nevera, ponla en una superficie enharinada y forre con ella el molde. Pincha el fondo de la pasta con un tenedor. Coloca la pasta en el congelador durante 15 minutos. Pasado este tiempo, forra la pasta con papel de aluminio, presionando en las esquinas y hornea el molde durante 10 minutos.
  9. Retira el papel de aluminio y hornea la masa durante 10 minutos más, hasta que esté dorada y crujiente. Sácala del horno y deja que se enfríe.
  10. Baja la temperatura del horno a 180ºC.
  11. A continuación, vuelve a colocar el vaso de la licuadora en la base de su procesador de alimentos, y mezcla brevemente la mezcla de harina y la leche de almendras. Extiende la mezcla de cebolla y champiñones sobre la masa. Después añade la mezcla de harina y leche por encima, removiendo con un tenedor.
  12. Hornea a quiche durante 20 minutos, hasta que el relleno esté listo.
  13. Finalmente, decora la parte superior con ramitas de tomillo y ¡listo para servir!

champiñones

¿Te animas a preparar esta Quiche vegana de champiñones? ¡Descubre más recetas aquí!


Imagen 1 de peter-facebook

Pin It on Pinterest