¿A quién no le gustan las croquetas? Y las de pollo… todo un clásico que nos puede sacar de más de un apuro. Para los peques de la casa, para invitados, etc. Te enseñamos a cocinar unas riquísimas croquetas de pollo de forma fácil y rápida.

Cómo hacer unas deliciosas croquetas de pollo paso por paso

Ingredientes que vas a necesitar:

  • Medio pollo cocido (el que hayas utilizado para hacer un puchero
  • Caldo de pollo
  • 1 litro de leche entera o semidesnatada
  • 5-6 cucharadas de harina
  • 1 cebolla
  • 1 huevo para rebozar
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva suave
  • Sal
  • Una pastilla de caldo de pollo
  • Nuez moscada

 

Cómo hacer tus croquetas de pollo:

  1. Pica la cebolla. Si quieres aligerar, lo mejor es que apuestes por los robots de cocina, como Cooking Chef de Kenwood
  2. Pon una sartén con un buen chorro de aceite de oliva suave y fríe la cebolla con un poquito de sal y nuez moscada.
  3. Mientras tanto, desmenuza el pollo hasta que te quede en trocitos bien pequeños.
  4. Añade el pollo a la sartén, una pastilla de caldo de pollo desmenuzado y más nuez moscada. Dale un par de vueltas hasta que el pollo esté doradito.
  5. Ahora, añade la harina. La mejor forma de hacerlo es retirando el resto de ingredientes a un extremo de la sartén y poner la harina sobre el aceite, de este modo se freirá un poco y evitarás que tus croquetas sepan  a harina. Un paso muy importante para que te queden de auténtico chef.
  6.  Añade la leche. Empieza a mezclar todos los ingredientes. Este paso requiere de paciencia y buenos brazos. Tienes que empezar a mover tu masa con la cuchara de madera dando vueltas y formando una bola. Si ves que la masa está algo dura, ve añadiendo más leche. Cuantas más vueltas le des, más fina resultará la masa.
  7. ¿Cuándo está la masa lista? Cuando se despegue de la sartén, ya la puedes retirar.
  8. Pon la masa sobre un plato y deja que se enfríe. Para que la masa no se reseque, la puedes tapar con film transparente.
  9. Cuando la masa esté fría ya puedes empezar a darle forma a tus croquetas. La forma más sencilla de hacerlas, con las manos.
  10. Pasa cada croqueta por huevo batido y pan rallado y fríe en una sartén con abundante aceite de oliva. Puedes freírlas en tandas de 6-8 croquetas dependiendo del tamaño de la sartén.
  11. Finalmente, y para que no te queden aceitosas, pasa las croquetas a una bandeja o un plato cubierto con papel de cocina.