La tarta red velvet es un dulce típico del sur de Estados Unidos que puedes encontrar en muchas buenas pastelerías del país. Este pastel es característico por su intenso color rojo. Fácilmente realizable también en robots de cocina.

Utensilios:

Cazo.
Batidora eléctrica de varillas metálicas.
Varillas que sean manuales.
Bandeja para horno.
Molde de 24-26 cm.

Ingredientes:

Harina: 300 g.

– Leche entera: 350 ml.

– Café de vainilla líquida: 1 cucharadita.

– Cacao puro en polvo: 8 g.

– Huevos medianos: 3.

– Azúcar: 375 g.

– Mantequilla a temperatura ambiente: 175 g.

– Café colorante rojo uso alimenticio: 3 cucharaditas.

– Postre de levadura: 1 cucharada.

– Zumo de limón: 1 cucharada sopera.

– Bicarbonato sódico: 1 cucharada sopera.

– Café de sal: 1 cucharadita.

– Vinagre de manzana: 2 cucharadas soperas.

– Para el almíbar: 40 g de azúcar.

– Agua.

Para el relleno y cobertura:

– Mascarpone: 250 g.

– Queso para untar: 400 g.

– Vainilla líquida: Unas gotas.

– Azúcar.

Para las rosas de decoración:

– Chocolate blanco para postres: 180 g.

– Mascarpone: 250 g.

– Colorante rojo de uso alimenticio.

 

Elaboración

 

En primer lugar, precalentamos el horno a 180 grados. Ponemos una hoja para horno en el fondo del molde desmoldable y lo engrasamos con mantequilla. Luego en un bol echamos la leche, el chocolate y el limón. Mezclamos y reservamos. Ahora, en otro bol diferente, mezclamos la harina, la sal, la levadura y el cacao y para reservar también.
Continuamos, batimos el azúcar con la mantequilla, añadimos la vainilla y añadimos uno a uno los huevos sin parar de batir durante unos minutos. A esta mezcla se añade de manera alterna los ingredientes secos (levadura, harina, cacao y sal) y la mezcla de limón, leche y colorante y continuamos batiendo hasta que quede una mezcla bastante homogénea. Seguidamente mezclamos el bicarbonato y el vinagre y lo añadimos a la masa, batimos hasta que quede todo bien mezclado y echamos la mezcla en el molde. Cocemos en el horno entre 55´/60´.

Una vez listo, sacamos el pastel del horno y lo dejamos enfriar. Cuando ya esté frío lo cortamos en 3 partes, lo envolvemos en papel film y los metemos toda la noche en la nevera.

Para el relleno:

Mezclamos los ingredientes hasta que estén bien integrados. Con el almíbar pintamos las tres capas del pastel y rellenamos con la mezcla. Cubrimos la parte superior del pastel y los laterales.

Para la cobertura:

Fundir el chocolate en el  microondas y lo dejamos enfriar.

Batimos el mascarpone, y le añadimos el chocolate y batimos a velocidad alta hasta que se vea una mezcla homogénea.

Por último, ponemos una boquilla rizada en una manga pastelera y ponemos un hilo de colorante rojo con la ayuda de una brocha de madera. Rellenamos con la cobertura y decoramos.

 

Pin It on Pinterest