Septiembre es sinónimo de vuelta a la normalidad, vuelta a la rutina y sobre todo, vuelta al cole. Pero como todos sabemos, este año nuestra “normalidad” va a ser diferente a los anteriores. Ahora son las mascarillas y los geles hidroalcohólicos nuestras herramientas para proteger nuestra salud y concienciar en proteger la de los demás. También es cierto que otra medida de seguridad importante que podemos tomar es la de mantener nuestro cuerpo en forma y bien nutrido. Así que debemos cuidar nuestra alimentación mucho más de lo que hacíamos antes y sobre todo, la de los más pequeños y pequeñas de la casa. 

Según el estudio PASOS (Physical Activity, Sedentarism and Obesity in Spanish Youth) elaborado por la Gasol Foundation y recogido en el informe UNICEF España, ha afirmado que en 2019 el 35% de las niñas y niños españoles de 8 a 16 años tenían algún exceso de peso como consecuencia de una dieta desequilibrada y/o malos hábitos alimentarios.

Por este motivo, en este post os presentamos 3 tipos de meriendas saludables para que nuestros niños y niñas puedan disfrutarlas de la manera más rica y saludable posible.

Batido de frutas

Los batidos de frutas siempre son una buena elección para una merienda sana, rica y sobre todo fácil y rápida de tomar. Es un plato que permite combinar infinidad de ingredientes tales como frutas, yogures y en especial, leche. Este último alimento es fundamental para el crecimiento y desarrollo de los más pequeños y pequeñas de la casa. 

A continuación, os traemos una receta de un batido rico y fácil de hacer:

Batido de cerezas, fresas y chocolate

Ingredientes:

  • 5 fresas
  • 1 taza de cerezas
  • 100 ml de leche 
  • (Opcional) 10 g de coco y/o chocolate 70% cacao

Preparación

  1. Cortamos las fresas en trocitos.
  2. Deshuesamos y troceamos las cerezas.
  3. Cogemos un recipiente y vertemos las fresas y las cerezas dentro. Añadimos también los 100 ml de leche.
  4. Cogemos una batidora de mano o de vaso Kenwood y lo trituramos todo junto.
  5. Cuando veamos que la textura de nuestro batido es uniforme paramos de batir y lo vertemos en un vaso.
  6. (Opcional) Para dar un último toque dulce y sabroso podemos coger 10 g de coco y/o chocolate (>80% de cacao). Lo rallamos y lo espolvoreamos por encima del batido.
  7. (Opcional) Por último, podemos añadirle una pajita (de metal o papel) para que a nuestros niños y niñas les sea más fácil de tomar. ¡Ya tendríamos nuestra merienda de frutas lista para disfrutar!

Pan de leche con crema de cacao casera

La merienda que más recordamos de cuando éramos niñas y niños era pan con crema de cacao. En este post os traemos una variación de esta merienda tan típica para hacerla más sana que la original.

Nosotros os proponemos coger 2 panecillos de leche hechos en casa en la receta que podéis encontrar aquí, untados en una crema de cacao y avellanas casera. De esta forma evitamos alimentar a los más pequeños y pequeñas de la casa de productos procesados con aceites y azúcares añadidos perjudiciales para la salud. 

¡Y ya tendríamos nuestra merienda de toda la vida, pero más saludable y llena de nutrientes!

Crepe salada

Otro tipo de merienda sana que os proponemos es la crepe salada más famosa: de jamón y queso.

Preparación

  1. Preparamos la masa tal y como explicamos aquí
  2. Una vez hecha, la abrimos y ponemos el jamón y queso al gusto y ¡ya la tenemos lista para comer!

Nosotros recomendamos que el jamón y queso escogido no sea procesado y/o con elevados conservantes/azúcares añadidos.
Si se prefiere un condimento más dulce, también se puede optar por untar las crepes de la crema de cacao y avellanas casera explicada en la merienda anterior.

Sabemos que la hora de la merienda es una de las más golosas, pero puede seguir siéndolo con alimentos riquísimos y, sobre todo, sanos.

¿Te han gustado estas propuestas para la merienda de los más pequeños y pequeñas? ¡Cuéntanoslo en comentarios!

¡Descubre más recetas aquí!

Pin It on Pinterest