¿Qué es la mantequilla?

La mantequilla es un alimento procesado, compuesto principalmente por crema de leche -generalmente de vaca-. Es un producto graso, que contiene colesterol y calorías y es muy resistente a las bacterias.

 

¿Para qué se usa la mantequilla en repostería?

  • Para darle sabor y cremosidad a las recetas.
  • Ayuda a aumentar el volumen de las masas -la materia grasa captura el aire en pequeñas burbujas durante la cocción-.
  • Funciona como estabilizante, evitando que las masas se hundan.
  • También mantiene la humedad y hace que bizcochos, bollería y cremas estén tiernos durante más tiempo.
  • Además, la usamos para engrasar los moldes y así, una vez listos, poder sacar los pasteles o magdalenas de forma sencilla sin que se peguen en el molde.

 

Para usarla de forma correcta, puedes seguir los siguientes trucos:

  • Si la receta te pide mantequilla pomada o a temperatura ambiente, sácala de la nevera aproximadamente una hora antes de empezar a prepararla.
  • Si no tienes tiempo de que se atempere, puedes rallarla o bien cortarla en cubitos y darle unos segundos de microondas a baja potencia -sin que se derrita-.
  • Siempre que la receta no lo especifique usa mantequilla sin sal. En cambio, si es necesario que sea con sal, procura usar una con bajo contenido en sodio, ya que puede influir en el sabor y en el comportamiento del resto de ingredientes.

 

¿Mantequilla o margarina?

La mantequilla, como ya hemos visto, es de origen animal. Por tanto, si queremos preparar un postre apto para personas veganas usaremos margarina -la gran mayoría de las veces es de origen vegetal-. Pero si queremos evitar las grasas saturadas y el colesterol algunas recetas permiten que se sustituya la mantequilla y/o margarina por aceite -preferiblemente de oliva-.

 

—-

Descubre más consejos de repostería.

 

 

Pin It on Pinterest